Bogotá, 30 de mayo de 2018.  Fortalecimiento organizativo y empoderamiento en temas ambientales, asociados al cambio climático, a la deforestación y a la conservación del territorio son algunos de los resultados que entregó el programa ONU-REDD Colombia luego de tres años de trabajo con diferentes actores relacionados con la gobernanza forestal en el país en temas de reducción de la deforestación y degradación de los bosques, que además permitió cumplir con metas nacionales e internacionales en la materia.

 El Programa ONU-REDD trabajó de la mano con comunidades étnicas y campesinas para fortalecer la gestión de los bosques del país. Como resultado, los participantes han generado espacios de diálogo y recomendación en diferentes escenarios de toma de decisiones.

"Con ese apoyo hemos podido construir una agenda ambiental más estructurada y hemos aprendido en qué consisten cada uno de estos instrumentos que se discuten a nivel nacional e internacional. Hoy ya tenemos esa experticia, ahora tenemos que devolverle este conocimiento a las comunidades de base, quienes son las protectoras de nuestros territorios", manifestó Luis Fernando Arias, Consejero Mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Organización Nacional Indígena de Colombia - ONIC).

Por su parte, César Jerez, vocero de la Asociación Nacional de Zonas de Reservas Campesinas (ANZORC), aseguró: "con ONU-REDD, adelantamos un proceso con las comunidades de Zonas de Reservas Campesinas de todo el país buscando concertar una estrategia para el control de la deforestación. Creo que eso fue muy importante porque los campesinos conocieron de primera mano el objetivo de la estrategia REDD+ y se buscó avanzar en la implementación de la estrategia a partir de la participación y a través de propuestas muy concretas."

Uno de sus principales resultados tiene que ver con la construcción de una hoja de ruta frente a la implementación del enfoque de REDD+ para el país, a través de la construcción conjunta de Bosques Territorios de Vida, "la Estrategia Integral de Control a la Deforestación y Gestión de los Bosques, que incorpora una visión integradora de la protección y gestión de los bosques e incluye la apuesta por un desarrollo que tiene como eje central el manejo sostenible de estos ecosistemas", explicó César Rey Ángel, director de Bosques, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos de Minambiente.

Al respecto, José Absalón Suárez, vocero de las comunidades negras del Pacífico Colombiano, expresó: "hemos identificado seis horcones, que es lo que en la estrategia se llaman pilares o líneas estratégicas. Nosotros lo llamamos horcones para darle vida a nuestra cultura, a los elementos tradicionales. Cada uno tiene unas políticas, medidas y acciones que se tienen que implementar. Los diagnósticos en materia de deforestación y degradación incorporan las particularidades locales y regionales para que el análisis nacional incluya la perspectiva de las comunidades".

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, señaló que "la Estrategia Integral de Control a la Deforestación y Gestión de los Bosques es la política pública más participativa que se ha construido en el país con un enfoque a nivel nacional que busca reducir la deforestación, mejorar la calidad de vida de las personas que viven en los bosques y aportar al proceso de construcción de paz respondiendo a las realidades del territorio, al conocimiento tradicional, la cultura y las oportunidades particulares de las personas de cada región".

 

Colombia evento 2 3

 

El programa generó un documento de manera conjunta con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible -MADS-y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales -IDEAM- como insumo para la Política de Control a la Deforestación que deberá ser adoptado a través de un documento del Consejo Nacional de Política Económica y Social -CONPES-. Esto le ha permitido al país cumplir con los requisitos establecidos por la Convención Marco de Naciones Unidas Sobre Cambio Climático -CMNUCC-.

Además, el programa apoyó el fortalecimiento del Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono, el cual, liderado desde el IDEAM, permite al país contar con un mecanismo de reporte y seguimiento en tiempo real acerca de lo que ocurre en estos ecosistemas en el país. El monitoreo comunitario participativo también retroalimentará la información producida, gracias a la articulación con comunidades de diferentes partes del país.

Asimismo, se lograron alianzas importantes para sumar acciones con el fin de acompañar al Gobierno Nacional en toda la materia de deforestación y degradación mediante una articulación con el programa de Clima y Bosques de la GIZ y con el Fondo del Carbono que implementan el Banco Mundial y el Fondo Acción.

La implementación del Programa fue liderada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), las tres agencias que conforman el Programa ONU-REDD (la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y ONU Medio Ambiente), Organizaciones Indígenas, Plataformas Organizativas Afrocolombianas y Organizaciones Campesinas.

 

Para acceder al informe completo de los resultados de ONU-REDD en Colombia, ingrese a: goo.gl/gMBydW 

Para ver el video de cierre del Programa ONU-REDD en Colombia, ingrese a: youtu.be/CQr3VW2OZx8

Para leer más sobre evento de cierre del Programa ONU-REDD, ingrese a: bit.ly/2xvC5T4

Para acceder a las publicaciones generadas con el apoyo del Programa ONU-REDD en Colombia, ingrese a: https://goo.gl/Ztwacn

 

Para más información: Marcela Rodríguez Salguero, Especialista en comunicación y gestión del conocimiento, ONU REDD Colombia, Móvil (57+) 3045450927